Páginas

viernes, 19 de noviembre de 2010

El cactus que murió por culpa tuya

Las plantas son divinas. Maravillosos seres vivos que no se quejan ni molestan. Pocos cuidados necesitan y grandes aportes recibimos de ellas. ¿Quién no ha tenido un encantador cactus tamaño colección cerca de su equipo informático? Porque quiero hablaros de ellos, sí, los cactus. Si las plantas son una bendición del cielo, los cactus más todavía. Con poco esfuerzo los tendrás sanos y fuertes. Contribuyen a reducir las radiaciones de los ordenadores. ¡Nos salvan la vida vamos! Estaremos siempre en deuda con ellos.

¡Desgracias con forma de plantas! Como te olvides regarla un par de veces se mueren. No consigo que me dure una planta viva en mi piso. ¡Y no voy a hablar de los dichosos cactus! todos muertos. Si le sechas mucha agua, se pudren. Si les echas poca agua, se secan. ¡Dónde se ha visto que un cactus se seque por falta de agua! ¿No nos decían en el colegio que eran plantas de desierto que acumulaban agua en su interior? ¡Mentira! me desanima ver a mi nuevo cactus echo polvo con tan solo dos semanas de convivencia. Definitivamente las radiaciones del equipo lo están matando.


MORALEJA: si decides tener un cactus no lo compres en el ikea.

Foto de mi querido "Dimitri De Vivero":

2 comentarios:

  1. Jaja! Pues el mío no crece!!! Sique igual que cuando lo compré....!!! QUé desastreeee!!

    ResponderEliminar

Ratings and Recommendations by outbrain