Páginas

sábado, 26 de marzo de 2011

Frayn dice que "Por delante y por detrás" permite al espectador reirse de sus miedos

Michael Frayn (Londres, 1933), en una entrevista con Efe, recuerda que cuando la obra se puso en escena por primera vez en Londres, muchos pensaban que funcionaría bien en Inglaterra, porque se trataba de una comedia de sexo a la inglesa, el llamado "sex comedy", un género que no existe en el resto del mundo.

"Por delante y por detrás", añade, "es una parodia del 'sex comedy', y por esa razón pensaban que fuera del Reino Unido nadie lo entendería, pero al final ha funcionado en otros países".

Frayn tiene una posible explicación a este éxito inusitado: "En la vida, todos estamos haciendo una actuación y tenemos miedo que en algún momento dado se derrumbe".

"Todo el mundo tiene un miedo secreto a no poder seguir haciendo la actuación de su vida, y cuando entramos en el teatro oscuro y vemos a los actores podemos reírnos de ellos y con ellos de nuestros propios miedos sin tener que vivirlos en carne y hueso", señala.

Esa complicidad entre público y actores también tiene un mismo punto de partida, pues hay un miedo básico en muchas personas, "el de aparecer delante de la gente, el miedo de hacer un discurso; y en este espectáculo estamos viendo a actores haciendo el ridículo", del mismo modo que nosotros tendríamos temor si tuviéramos que hacer lo mismo que ellos, opina.

Ni siquiera cree que la versión cinematográfica, que dirigió Peter Bogdanovich en 1992 "con grandes actores" como Carol Burnett o Michael Caine, haya influido en el éxito de la obra teatral, "porque -dice- el filme no tuvo mucho éxito, aunque estaba bien hecho, pero la obra es muy teatral y no funcionaba en el cine".

Su pasado como periodista antes que dramaturgo tuvo influencia en su vocación de escritor: "Si eres reportero, aprendes trucos, como empezar la historia cuanto antes y, quizá por mi experiencia de escribir novelas, me gusta escribir espectáculos que cuentan una historia".

Además, dos de sus obras se sitúan en el mundo de la prensa: la primera en la biblioteca de un periódico y la segunda, protagonizada por unos periodistas que tratan de hacer un reportaje sobre Cuba.

El hecho de hablar ruso y de haber traducido profusamente a Chejov le ha permitido volcar en sus obras teatrales esa influencia.

"Me gusta Chejov porque es un autor cómico y él mismo se consideró siempre un autor cómico", anota Frayn, para quien la gran enseñanza que obtuvo de la obra de Chejov es que "la trama es siempre el motor de la historia".

Ante el estreno de otra de sus obras, "Copenhaguen", a finales de abril en el Teatro Nacional de Cataluña (TNC), Frayn advierte que "no se trata de una segunda parte de 'Por delante y por detrás', como muchos pensaron en su estreno en 1998 en Londres".

"Copenhaguen" habla de un enigmático encuentro que tuvo lugar en la capital de Dinamarca en 1941 entre el científico alemán Werner Heisenberg y su antiguo maestro y viejo amigo, el físico danés Niels Bohr, una cita que deja muchos interrogantes y sólo una certeza: aquellas horas que pasaron juntos los distanciaron definitivamente.

Fuente: www.efe.es

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Ratings and Recommendations by outbrain